• RSS El Blog de Zoe
  • Facebook Melania Bentué
  • Twitter Melania Bentué
  • Linkedin Melania Bentué
10/5/2013

¿Cuántas vueltas al mundo recorrerías si tus piernas no te dejasen descansar?

Entre un 3% y un 10% de la población española vive con Síndrome de Piernas Inquietas. Una campaña en Internet trata ahora de fomentar la detección temprana

¿Cuántas vueltas al mundo recorrerías si tus piernas no te dejasen descansar?

¿Cuántas vueltas al mundo recorrerías si tus piernas no te dejasen descansar cada noche durante los últimos 15 años? ¿Cuántas películas de cine quedarían sin ver por no ser capaz de permanecer sentado en reposo? ¿Cuántos lugares sin visitar por no ser capaz de enfrentarse a las horas de viaje sentado en el coche, el tren o el avión? ¿Cuántos trabajos descartados? En España, entre un 3% y un 10% de la población vive con Síndrome de Piernas Inquietas (SPI), una enfermedad que se caracteriza por la aparición de sensaciones molestas como hormigueo, picor, tensión interior, nerviosismo o dolor en las extremidades inferiores, especialmente en los momentos de reposo, lo que provoca la necesidad urgente de moverlas para aliviar las crisis y, que, en algunos casos, solo permite dormir una media de tres horas diarias.

Pese a su alta prevalencia, el SPI permanece sin diagnosticar aproximadamente el 90% de los pacientes. Por esta razón, UCB Iberia presenta ‘Destapando el SPI’, una campaña de concienciación online dirigida a toda la población con el objetivo de llamar la atención sobre los síntomas del Síndrome de Piernas Inquietas, ya que los especialistas advierten de que el tiempo medio que transcurre entre la aparición de los primeros síntomas y el diagnóstico es de entre 10 y 15 años.

La campaña ‘Destapando el SPI’ se estructura a través de internet, con la web www.destapandospi.com, en twitter @destapandospi y en facebook Destapando-SPI. Gracias a estos tres canales, ‘Destapando el SPI ofrece información completa y contrastada sobre la enfermedad, puesto que cuenta con el aval de la Sociedad Española de Neurología y de la Fundación del Cerebro.

A través de un breve cuestionario, todos los visitantes de la web pueden visualizar, gracias a un sistema de infografías, en qué se materializa la pérdida de sus horas de sueño, así como las diferentes actividades que han tenido que dejar de hacer, como ir al cine, leer o viajar a causa de los síntomas. Con ejemplos como el número de etapas del Camino de Santiago que se podrían haber completado con los kilómetros que un paciente recorre por la noche, la cantidad de películas que ha dejado de ver por no poder estar sentado en el cine o el número de vueltas a la tierra que se podrían dar, el paciente recibe mensajes amables que le ayudan a tomar la decisión de acudir al especialista para consultar sus dudas.

“Los pacientes deben saber que el momento para acudir al especialista es en el que sienten que tanto su descanso nocturno como su funcionamiento diurno se ven alterados por la presencia de síntomas propios del Síndrome de Piernas Inquietas. Es un criterio totalmente subjetivo, pero sin duda refleja el grado de afectación de su calidad de vida y la clave para poner solución”, advierte el Dr. Diego García Borreguero, director del Instituto de Investigaciones del Sueño, al tiempo que reconoce que “las opciones terapéuticas disponibles en la actualidad producen una mejoría significativa en más del 80% de los pacientes, por lo que es fundamental acelerar el diagnóstico para atajar cuanto antes los síntomas”.

Sobre el Síndrome de Piernas Inquietas


El Síndrome de Piernas Inquietas puede afectar a cualquier persona, sea cual sea su edad, si bien suele ser más frecuente en mujeres y personas mayores. Aunque se muestra de forma distinta a cada persona, se caracteriza por la aparición de sensaciones molestas como hormigueo, picor, tensión interior, inquietud, nerviosismo o dolor en las extremidades inferiores, especialmente en las pantorrillas, lo que provoca la necesidad urgente de moverlas para aliviar momentáneamente las crisis.

Sus síntomas suelen aparecer a última hora de la tarde o durante la noche, pero también pueden presentarse en cualquier momento de reposo o inactividad a lo largo del día, desencadenando mucha inquietud e importantes dificultades a la hora de permanecer sentado para descansar o desarrollar un trabajo. Afecta a la vida social y laboral del paciente, limitando muchas veces las actividades que requieren estar quieto mucho tiempo, como una cena formal, reuniones, viajes prolongados en avión, el cine o el teatro, entre otras. A día de hoy, no hay curación, pero cuando la frecuencia o gravedad lo requieren, existen tratamientos farmacológicos que, en la mayor parte de los casos, producen una mejoría importante o una desaparición de los síntomas.

Inforpress

COMPARTIR

Comentarios

Deja un comentario

Respuesta sistema:

Nombre

URL (http://...)

Email

Comentario


Escribe aquí el código de seguridad:

  • RSS El Blog de Zoe
  • Facebook Melania Bentué
  • Twitter Melania Bentué
  • Linkedin Melania Bentué
5 Años El Blog de Zoe

Sígueme

Indagando TV

clica para ver indagando tv

Hemeroteca

diciembre - 2017
noviembre - 2017
octubre - 2017
septiembre - 2017
agosto - 2017
julio - 2017
junio - 2017
mayo - 2017
abril - 2017
marzo - 2017
febrero - 2017
enero - 2017
diciembre - 2016
noviembre - 2016
octubre - 2016
septiembre - 2016
agosto - 2016
julio - 2016
junio - 2016
mayo - 2016
abril - 2016
marzo - 2016
febrero - 2016
enero - 2016
diciembre - 2015
noviembre - 2015
octubre - 2015
septiembre - 2015
agosto - 2015
julio - 2015
junio - 2015
mayo - 2015
abril - 2015
marzo - 2015
febrero - 2015
enero - 2015
diciembre - 2014
noviembre - 2014
octubre - 2014
septiembre - 2014
agosto - 2014
julio - 2014
junio - 2014
mayo - 2014
abril - 2014
marzo - 2014
febrero - 2014
enero - 2014
diciembre - 2013
noviembre - 2013
octubre - 2013
septiembre - 2013
agosto - 2013
julio - 2013
junio - 2013
mayo - 2013
abril - 2013
marzo - 2013
febrero - 2013
enero - 2013
diciembre - 2012
noviembre - 2012
octubre - 2012
septiembre - 2012
agosto - 2012
julio - 2012
junio - 2012
mayo - 2012

Sígueme

Sígueme

copyright 2016 . www.elblogdezoe.es . Melania-Zoe Bentué