• RSS El Blog de Zoe
  • Facebook Melania Bentué
  • Twitter Melania Bentué
  • Linkedin Melania Bentué
13/6/2014

Día Europeo de la Prevención del Cáncer de Piel

El melanoma en España se ha multiplicado por 10 en 20 años. El primer signo es un cambio en la forma, color y tamaño de un lunar, aunque también puede aparecer como una nueva lesión de la piel

Día Europeo de la Prevención del Cáncer de Piel

La Sociedad Española de Oncología Médica (SEOM), con motivo de la celebración del Día Europeo de la prevención del Cáncer de Piel, advierte del aumento de incidencia del melanoma, uno de los tumores malignos de la piel, especialmente desde los años 90 en nuestro país. Su incidencia está aumentando en todos los países del mundo, incluso en aquellos con tasas bajas, con una tendencia a duplicarse en un periodo de 10 a 15 años. La mayor tasa se registra en países con fuerte irradiación solar y con una población blanca no autóctona, lo que sucede principalmente en Australia, Nueva Zelanda, Norte América y Sudáfrica. En Europa es más frecuente en el norte y en el oeste con población con piel muy blanca, expuesta al sol sobre todo en verano. Actualmente se diagnostican unos 160.000 casos al año en todo el mundo (79.000 hombres y 81.000 mujeres).

La incidencia de melanoma en España sigue una evolución similar a la del resto de países habiéndose multiplicado por 10 en los últimos 20 años. Actualmente se diagnostican unos 3.600 casos anuales. Como en el resto de Europa, es un tumor más frecuente entre las mujeres (2,7% de los cánceres femeninos) que entre los hombres (1,5%). La incidencia en nuestro país se puede considerar alta (tasa ajustada mundial en 2002: 5,3 nuevos casos por cada 100.000 habitantes/año en hombres y 5,5 en mujeres), con un ascenso muy importante los últimos 25 años.

Algunos de los factores de riesgo que tienen una posibilidad mayor de presentar melanoma son:

  • Tener más de 50 lunares comunes
  • Tener un nevo displásico (lunar poco común)
  • La exposición a los rayos solares, fuente de radiación ultravioleta, la cual causa daño a la piel que puede resultar en melanoma y en otros tipos de cáncer de piel.
  • Las personas que han presentado al menos una quemadura grave por el sol con ampollas tienen una posibilidad mayor de melanoma. Aunque las personas que se queman con facilidad tienen una mayor probabilidad de haber tenido quemaduras por el sol cuando niños, esas quemaduras en la edad adulta aumentan también la posibilidad de melanoma.
  • El tiempo de exposición al sol durante la vida. En cuanto mayor es la cantidad total de exposición al sol en el transcurso de la vida, mayor será la posibilidad de presentar melanoma.

Generalmente, el primer signo de melanoma es un cambio en la forma, en el color y  en el tamaño de un lunar preexistente, aunque también puede aparecer como una nueva lesión de la piel. Para el diagnostico de un melanoma, se suele seguir la regla "ABCDE”, que describe las características del melanoma en un estadio inicial:

  • Asimetría. La forma de una mitad no es igual a la de la otra mitad.
  • Borde irregular. Los bordes son, con frecuencia, desiguales, con muescas o borrosos en su contorno.
  • Color. Tonos de negro, castaño y tostado pueden estar presentes. Pueden verse también zonas blancas, grises, rojas, rosadas o azules.
  • Diámetro. Hay cambio en el tamaño, en general un aumento. Los melanomas pueden ser pequeños, pero la mayoría tienen más de 6 milímetros de ancho (cerca de un cuarto de pulgada de ancho).
  • Evolución. El lunar ha cambiado en las últimas semanas o meses.
     

Pese a que la supervivencia a cinco años en los años 70 se situaba, según los datos de la Sociedad Americana de Oncología Médica (ASCO), en torno al 82%, hoy supera el 92%. Es decir, una ganancia de supervivencia del 10% en 40 años. Este incremento se debe a múltiples factores: concienciación de la población del riesgo de la exposición solar y el empleo de factores protectores solares, campañas de divulgación informando de que las lesiones cutáneas sospechosas requieren valoración por un dermatólogo, avances en técnicas diagnósticas y quirúrgicas, el abordaje multidisciplinar, y más recientemente el conocimiento molecular de alteraciones genéticas que conducen a cambios en las vías de señalización intracelulares, el desarrollo de fármacos anti-diana y la potenciación de la inmunoterapia como una estrategia terapéutica.

Los avances en el tratamiento que se han venido desarrollando en las últimas décadas, han supuesto un cambio en las posibilidades de curación y en los tiempos de supervivencia.

Foto: morguefile (by Alvimann)

SEOM

COMPARTIR

Comentarios

Deja un comentario

Respuesta sistema:

Nombre

URL (http://...)

Email

Comentario


Escribe aquí el código de seguridad:

  • RSS El Blog de Zoe
  • Facebook Melania Bentué
  • Twitter Melania Bentué
  • Linkedin Melania Bentué
5 Años El Blog de Zoe

Sígueme

Indagando TV

clica para ver indagando tv

Hemeroteca

diciembre - 2017
noviembre - 2017
octubre - 2017
septiembre - 2017
agosto - 2017
julio - 2017
junio - 2017
mayo - 2017
abril - 2017
marzo - 2017
febrero - 2017
enero - 2017
diciembre - 2016
noviembre - 2016
octubre - 2016
septiembre - 2016
agosto - 2016
julio - 2016
junio - 2016
mayo - 2016
abril - 2016
marzo - 2016
febrero - 2016
enero - 2016
diciembre - 2015
noviembre - 2015
octubre - 2015
septiembre - 2015
agosto - 2015
julio - 2015
junio - 2015
mayo - 2015
abril - 2015
marzo - 2015
febrero - 2015
enero - 2015
diciembre - 2014
noviembre - 2014
octubre - 2014
septiembre - 2014
agosto - 2014
julio - 2014
junio - 2014
mayo - 2014
abril - 2014
marzo - 2014
febrero - 2014
enero - 2014
diciembre - 2013
noviembre - 2013
octubre - 2013
septiembre - 2013
agosto - 2013
julio - 2013
junio - 2013
mayo - 2013
abril - 2013
marzo - 2013
febrero - 2013
enero - 2013
diciembre - 2012
noviembre - 2012
octubre - 2012
septiembre - 2012
agosto - 2012
julio - 2012
junio - 2012
mayo - 2012

Sígueme

Sígueme

copyright 2016 . www.elblogdezoe.es . Melania-Zoe Bentué