Información de Salud y Ciencia

por Melania Bentué

17/2/2022

Proyecto HU-CI pide retomar la humanización en los cuidados y evitar la muerte en soledad en los hospitales

En un comunicado, lamentan las medidas de restricción del acompañamiento familiar que se están viviendo en espacios sanitarios

Proyecto HU-CI pide retomar la humanización en los cuidados y evitar la muerte en soledad en los hospitales

En los últimos días, tanto medios de comunicación como a través de las redes sociales se han conocido numerosos casos en los que familiares y pacientes denuncian "situaciones de elevado sufrimiento e incluso muerte en soledad en nuestro Sistema Sanitario", señalan los profesionales que forman parte del Proyecto HU-CI.

En un comunicado que han hecho público hoy recuerdan cómo el dolor y el sufrimiento "padecido por la sociedad en esta pandemia, derivados de la enfermedad y la muerte, se han visto incrementados, en muchas ocasiones, por situaciones de soledad, falta de acompañamiento y escasa comunicación asistencial soportada por pacientes y familias que han vivido un ingreso hospitalario durante este tiempo".

Parecía que aquellas situaciones que se vivieron en los primeros meses de la pandemia no se volverían a repetir, pero el repunte de casos ha llevado de nuevo a las limitaciones y restricciones en las visitas y acompañamiento en los centros sanitarios. 
 
Ante esta situación, desde el Proyecto HU-CI instan al cumplimiento de los principios básicos de Bioética y Humanización de la Asistencia Sanitaria. "Nunca debimos dejar de ser compasivos: es el momento de ser creativos y retomar la humanización en los cuidados, es el momento de empezar a conculcar los derechos individuales con los generales, y que la humanización de la asistencia sanitaria no sea cuestión de suerte", subrayan.
 
Consideran que escudarse en argumentos amparados en la Salud Pública sin más, "omiten los conocimientos científicos sobre el bienestar físico y emocional de pacientes, familias y profesionales”. Piden protocolos y alternativas coherentes con la situación pandémica actual que sean “respetuosas con la dignidad del ser humano enfermo y necesitado de cuidados".
 
Dicen desde el proyecto HU-CI que algunas instituciones aún "siguen negando de forma inhumana y sin justificación científica el acompañamiento a pacientes por parte de sus seres queridos en las peores horas de fragilidad y vulnerabilidad del ser humano".
 
Asimismo, recuerdan que siempre "hemos defendido la importancia crucial que las familias tienen en la recuperación de los procesos físicos y emocionales que afectan a cualquier paciente ingresado en un hospital". En este sentido, explican que el acompañamiento, proporciona consuelo, participación e implicación para las familias, que sufren el proceso de enfermedad al tiempo que su ser querido. "Y ni que decir tiene lo que supone en cuanto a alivio moral y emocional tanto para pacientes como para familias y profesionales la presencia de seres queridos en procesos de enfermedad y final de vida".
 

Nueve puntos a tener en cuenta

 

1. Los profesionales sanitarios y las instituciones en las que desempeñamos nuestra labor, tenemos el deber de cuidar y aliviar el sufrimiento.

2. En la actualidad, el Sistema Sanitario dispone de los recursos de protección y seguridad para los casos en que sean necesarios.

3. Las restricciones en el acompañamiento durante el ingreso hospitalario son actuaciones que incrementan el dolor de los que ya están sufriendo.

4. Los principios de la Bioética, aceptados por las Sociedades Científicas Sanitarias y Asistenciales, señalan el imperativo ético de cuidados paliativos de alta calidad para todos los pacientes en cualquier etapa grave de enfermedad, incluyendo la participación de la familia en los cuidados.

5. Las leyes autonómicas de nuestro país recogen que facilitar el acompañamiento es clave en una correcta asistencia sanitaria especialmente en el proceso de morir.

6. El acompañamiento durante las distintas fases del proceso de atención es un derecho reconocido de pacientes y familiares (salvo que las condiciones clínicas lo requieran). Y las evidencias nos dicen que las condiciones clínicas se ven beneficiadas al garantizar este acompañamiento.

7. La evidencia científica es clara respecto a la influencia de la presencia familiar en la mejoría en la evolución del paciente, prevención del delirium intrahospitalario y de síndromes post-hospitalarios.

8. Existe evidencia científica sobre la angustia psicológica y duelo complicado en familiares en situaciones de no acompañamiento en el proceso de morir.

9. La reciente investigación sobre el impacto emocional de la pandemia en los profesionales sanitarios señala sin lugar a dudas la soledad de los pacientes, su sufrimiento por este motivo y la muerte en soledad como uno de los factores clave en el desarrollo de sintomatología ansioso-depresiva y síndromes como el distrés moral.


Fotografía: National Cancer Institute (Unsplash)

Comentarios

Deja un comentario





Newsletter

Premios Salud Digital. Mejor Blog de Salud 2022: elblogdezoe.es
Melania Bentué . Premio Cine y Salud 2018 . Periodista Zaragoza

Hemeroteca

2022
2021
2020
2019
2018
2017
2016
2015
2014
2013
2012